Supone nuestro producto estrella dentro del horno eléctrico enfocado al pequeño taller o aficionado a la cerámica.

Reune unas características que le hacen el más adecuado para horno de prueba, en que se necesite una muestra en tiempo limitado y con gran economía en el consumo, sin renunciar a una gran homogeneidad en la cochura y a una programación de la curva de cocción totalmente automática.

Su cuadro programador totalmente automático incluye temporizador para puesta en marcha retardada, dos rampas de subida y un mantenimiento.

Viene provisto de doble sistema eléctrico como medida de seguridad, pudiéndose alcanzar una temperatura de trabajo de hasta 1260ºC. Dotado de una garantía de un año, tanto en materiales como en mano de obra.