*
Horno de altísimas prestaciones,
que partiendo de una serie de medidas, se presenta en dos versiones: la primera, con ladrillos refractarios como material aislante, y la segunda, con fibras cerámicas rígidas.

En ambos casos, sus grandes capas aislantes, hacen que la pérdida de calor sea practicamente nula.

Como opción básica, dispone de un programador automático con encendido retardado, dos rampas de subida y un mantenimiento, pudiéndosele adicionar la programación automática del cierre y apertura de la chimenea.
Igualmente, se le puede incorporar programaciones de un mayor número de rampas de subida y mantenimientos. Dotado de una garantía de un año, tanto en materiales como en mano de obra.