Complemento perfecto para cualquier taller de cerámica, varían en función del ancho de trabajo que se necesite desde los 42 hasta los 62 cms. y del sistema de rodillos que incorpore.

El grosor de la lámina se realiza mediante reguladores calibrados milimetricamente y situados a ambos lados del rodillo superior, o, en otro modelo, mediante ajuste con planchas de madera.